La primera fundación promovida por FERE nace en 1992. Es la Fundación Educación Católica. Al llegar ya a los 20 centros asumidos, la FERE se planteó la oportunidad de constituir otras fundaciones, de ámbito más reducido, con la finalidad de garantizar una más cercana gestión de los centros. Así nació entre otras EDUCACION Y EVANGELIO, cuyo ámbito de actuación abarca Madrid y Castilla La Mancha.